Home > Actualidad > Asomicrofinanzas manifiesta su preocupación y reclama mayor análisis y debate de parte del Congreso frente al Proyecto de Ley 96/10

Asomicrofinanzas manifiesta su preocupación y reclama mayor análisis y debate de parte del Congreso frente al Proyecto de Ley 96/10

PDF Imprimir

Bogotá, julio 18 de 2011. El proyecto de Ley No.96/10, por medio del cual se ordena a las entidades financieras facilitar el acceso a los servicios de crédito a las poblaciones de escasos recursos que no han tenido acceso a los mismos, viene siendo analizado por la Asociación Colombiana de Instituciones Microfinancieras, Asomicrofinanzas, gremio que pide a la plenaria del Senado mayor análisis y debate, una vez aborden esta iniciativa de los senadores Gabriel Zapata Correa y Efraín Cepeda Sarabia, la cual ya pasó en primer debate del Senado.

Asomicrofinanzas señala que obligar a las entidades financieras a ofrecer microcréditos preferenciales para la creación de pequeñas empresas implica un alto riesgo crediticio, que va en contravía de los sistemas de administración de riesgo desarrollado por los operadores. Las operaciones de emprendimiento y en particular en los estratos socio económicos más vulnerables deben ser atendidos con otro tipo de instrumentos, como fondos de inversión y fondos “ángeles”, según lo constata la amplia experiencia internacional en la materia, razón por la cual pide a las distintas bancadas presentes en el Congreso que se evalúe el impacto real que tendría este proyecto de ley al interior de la industria de microfinanzas en Colombia.

“El monto promedio de crédito de la industria está en 2.6 millones de pesos alcanzado un total de clientes vigentes ligeramente superior a los 2.2 millones de colombianos localizados mayoritariamente en los estratos 1, 2 y 3. Cifras que corroboran el alto impacto social que está produciendo la industria de las microfinanzas en el país”, así lo explica, Claudio Higuera Martínez, presidente ejecutivo (E) de Asomicrofinanzas. Si bien se reconoce que todavía falta camino por recorrer en materia de inclusión financiera en Colombia, esto debe hacerse de manera prudente, y dentro del marco que para tal fin ha descrito el gobierno nacional en su Plan de Desarrollo Nacional: Prosperidad para Todos. Iniciativas bien intencionadas, pero mal estructuradas pueden conducir a catástrofes de sobreendeudamiento de los microempresarios como ha sucedido en otros países, afectando no sólo las buenas prácticas bancarias, sino a los clientes mismos.

El gremio de las microfinanzas en el país presentó sus comentarios a dichos senadores en carta fechada al 14 de junio de 2011. A continuación lo planteado en esta misiva, artículo por artículo:Mayores informes para prensa:


 Proyecto de Ley 96/10
Posición Asomicrofinanzas

ARTÍCULO 1:

Con el fin de estimular el acceso al crédito de la población de escasos recursos para que sirva como generador de empleo, los establecimientos de crédito facultados para adelantar la actividad financiera deberán ofrecer microcréditos preferenciales para la creación de pequeñas empresas.


Obligar a la entidades financieras a ofrecer microcréditos preferenciales para la creación de pequeñas empresas implica un alto riesgo crediticio, que va en contravía de los Sistemas de Administración de Riesgo Crediticio desarrollado por dichas entidades, y los cuales son exigidos y monitoreados de cerca por la Superintendencia Financiera en el caso de las entidades vigiladas, mayores participantes de la industria. Las operaciones de emprendimiento y en particular en los estratos socioeconómicos más vulnerables, deben ser atendidos a través de otro tipo de instrumentos.

ARTÍCULO 2:
Las entidades financieras deben destinar el 15% del total de sus colocaciones, para los microcréditos, y de este porcentaje al menos el 50% deberá ser destinado a los estratos 1,2 y 3 de la población.


El gremio considera que no es conveniente ni para los microempresarios ni para los operadores, establecer por Ley un porcentaje determinado de la cartera de crédito, práctica inexistente y contraria a la sana promoción de la industria microfinanciera, de acuerdo con la experiencia internacional.


ARTÍCULO 3:

Los deudores Hipotecarios amparados por la ley tienen el derecho a efectuar en cualquier momento abonos al capital adeudado.

Parágrafo: No serán objeto de cláusula penal, ni cobro de comisiones los abonos anticipados al capital adeudado efectuados por los deudores de los créditos a que se hace mención en esta ley.


Respecto al derecho a efectuar en cualquier momento abonos a capital endeudado, existe un pronunciamiento específico por parte de la Superintendencia financiera, el cual aplica a este caso en particular.


ARTÍCULO 4:

Los trámites para el otorgamiento de estos créditos no tendrán ningún costo para quien lo solicite.



Los operadores deben ser autónomos en el cobro de tarifas, siempre y cuando se mantengan dentro del marco legal establecido. Estas tarifas deben ser definidas por la oferta y demanda del mercado.


ARTÍCULO 5:

La evaluación u otorgamiento del crédito por parte de los Establecimientos de Crédito no estará sujeta a la existencia de garantías reales, sino al plan de negocios presentado por el cliente.



No es conveniente ni se ajusta a las normas y principios básicos de la actividad financiera, eliminar a través de una ley la exigencia de garantías reales. La fijación de garantías es potestad exclusiva del acreedor y hace parte de su Sistema de Administración del Riesgo Crediticio.


Acceso Directo. Asesores de prensa Asomicrofinanzas. Teléfono: 3216316 – 2174983.
Luz Marina Gamarra. Cel. 3102711970. Carolina Pinto. Cel. 3126713613.